El viajero de hoy y las tecnologías de punta

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Aplicaciones y software Sábado, 05 Mayo 2012 00:00

Si usted viaja a París y una noche quiere cenar pastas en un restaurante del barrio de Montmartre, basta con apretar con su dedo índice la pantalla táctil del teléfono y... “Voilà!”. Problema resuelto. Inclusive, podrá llegar al lugar a través del GPS y de una guía virtual, traducir a su idioma los platos que no conozca, conocer la opinión de otros comensales que ya han pasado por allí y, de paso, enterarse si al día siguiente lloverá. Todo, todo, desde el celular.

¿Desde dónde parten los trenes que unen Johannesburgo con Pretoria? ¿Qué críticas recibió el nuevo espectáculo estrenado en Broadway? ¿Cómo está el tránsito en la ruta de Londres a Manchester? También, todo esto se puede averiguar en el momento, del mismo modo que usted puede chequear el estado de su vuelo, en tiempo real, mientras se dirige al aeropuerto. 

Sabido es que las nuevas tecnologías cambiaron nuestra vida cotidiana y la forma de relacionarnos, pero también revolucionaron el mercado turístico. Nuevas necesidades y comportamientos son cada vez más habituales en el universo de los viajeros, de la mano de estas tecnologías y de las más variadas aplicaciones para viajes que ofrecen los dispositivos móviles como smartphones (celulares inteligentes), tabletas y computadoras portátiles (notebooks y netbooks).

Claro, nada de esto sería posible sin Internet, la gran ganadora en el mundo de los viajes y el turismo. Alcanza con observar solamente el papel primordial que ocupa la Web para las compañías aéreas, que no sólo alientan la compra de pasajes, suma de millas y búsqueda de vuelos desde sus propias páginas, sino que todas fomentan con insistencia –en algunos casos, es obligatorio– la práctica del Web Check-in. De esa forma, el viajero podrá ganar tiempo en el aeropuerto, pero además, si vuela en clase Económica podrá elegir el asiento que más se aproxime a sus preferencias. Porque lejanos quedaron los días en que alguien se acercaba al mostrador y decía “pasillo, por favor”; en tiempos del Web Check-in, lo más probable es que todas las butacas junto a las ventanillas y pasillos estén ya ocupadas el día del vuelo y queden libres los lugares del medio. Otra ventaja: el pasajero se asegura el asiento, en el caso eventual de que alguna aerolínea haya sobrevendido el vuelo.

Conforme vienen creciendo las agencias online y las reservas hoteleras vía Internet, se multiplican las páginas con foros de viajeros que califican, suben fotos y dejan sus observaciones de los destinos, alojamientos y excursiones, así como sus recomendaciones sobre la indumentaria y los medicamentos que conviene llevar o qué excursión realizar. Y por supuesto, no hay destino que hoy no tenga o no esté en vías de tener su “Fan Page” de Facebook o su cuenta de Twitter para difundir sus novedades, su calendario de eventos y sus promociones a través de las redes sociales.

Sin embargo, de todos los avances, el más notorio en los últimos tiempos es el de los dispositivos móviles. Y claro, en estas nuevas plataformas electrónicas, las aplicaciones tienen un rol estelar.

Para entender esto, lo primero que hay que tener en cuenta es que cada dispositivo móvil funciona en base a un sistema operativo. En la actualidad, existen cuatro sistemas dominantes en el mercado para teléfonos inteligentes o tabletas: el más utilizado es el Android (en más del 50% de los teléfonos, como Samsung, LG y Motorola); luego aparecen el iOS de Apple (para iPhone y iPad), el OS de BlackBerry y Symbian de Nokia, aunque ahora esta marca está incorporando de a poco Windows Phone.

Por eso, lo principal es tener en claro qué teléfono usamos y cuál es su sistema operativo, ya que existen aplicaciones específicas para cada uno de ellos (algunas son gratuitas, pero otras no).

Si usted está lejos de considerarse un nerd o un geek o, mejor aún, no tiene idea qué significan estos términos, no entre en pánico: el proceso de búsqueda y descarga de las aplicaciones es muy similar en todas las marcas de celulares. Lo que sí es fundamental es adherir al abono más conveniente según su aparato y el uso que le da, porque de eso depende que las descargas le resulten más o menos costosas. ¿Su teléfono tiene wi-fi, 3G o ambos? Porque si usted tiene tarifa plana y 3G, por ejemplo, puede despreocuparse a la hora de bajar aplicaciones gratuitas. Si también tiene wi fi, a veces resulta más veloz y es igualmente gratuito.

Algunas tiendas virtuales clasifican las aplicaciones (“apps” se abrevia en inglés) según su popularidad estableciendo un ránking, de menor a mayor según las tarifas (comenzando con las gratuitas) o por temas (entretenimiento, música, juegos, noticias, salud, viajes).

¿Cómo bajar las aplicaciones? Hay tres posibilidades. En primer lugar, clickeando en los íconos de las tiendas virtuales de los propios sistemas operativos (App Store para Apple, BlackBerry App World, para BlackBerry; Google Play Store para Android; y Nokia Store para Nokia). Además, los fabricantes de celulares (como Motorola o LG) tienen sus propias tiendas virtuales; y por último, las telefónicas (en nuestro país son Personal, Movistar, Claro y Nextel) también tienen las suyas.

A continuación, algunas de las principales aplicaciones para animarse a experimentar la practicidad y rapidez de los nuevos dispositivos en los viajes, y también, curiosidades para los que frecuentan el mundo real y virtual.

Reservas y consultas

Pasajes, hoteles y autos de alquiler se pueden reservar en forma rápida y cómoda desde el celular o la tableta. En Argentina, por ejemplo, desde principios de año Plataforma10.com tiene una página con formato adaptado para iPhone y Android (se está trabajando en la incorporación de BlackBerry), que permite buscar, comparar los servicios de 120 empresas de transporte de larga distancia y comprar online desde el teléfono pasajes de ómnibus y fluviales. Hay que elegir la fecha y el destino para que aparezcan las opciones disponibles y el pasaje llega por e-mail.

Para todos los teléfonos sin distinción, se está por lanzar Despegar Mobile, de Despegar.com. Así, la agencia online tendrá una aplicación en celulares y tabletas para que el viajero compare categorías y tarifas y pueda comprar aéreos y hoteles. Según se explicó a Viajes, “esto permitirá mejorar el acceso y la experiencia de compra”.

Las líneas aéreas no se quedan atrás. Los miembros de Star Alliance (Lufthansa, Air Canada, South African Airlines, TAM y United Airlines, entre muchas otras) ofrecen la posibilidad de acceder a información relacionada con sus viajes a través del iPhone. La aplicación Navigator provee datos actualizados, en tiempo real, sobre los arribos y partidas, además del detalle de los aeropuertos con mapas, localización de los salones VIP y guías de ciudades con recomendaciones para comer y comprar.

Otras aerolíneas tienen un servicio de comunicación móvil en tiempo real, como Air France Connect y KLM Connect: consiste en información gratuita sobre imprevistos. Al comprar su ticket, usted deja un número de celular y un e-mail, adonde las compañías le irán informando desde 14 días antes del vuelo, eventuales cancelaciones, retrasos, cambios de puerta de embarque o, después del despegue, entrega diferida de valijas. 

Por su parte, Malaysia Airlines y SITA –compañía especializada en tecnología para la industria del sector– anunciaron la instalación en Kuala Lumpur de kioscos auto servicio que venden tickets utilizando el iPad. En tanto, MHdeals es una aplicación de Realidad Aumentada para iPhone que usa un sistema de GPS para determinar la ubicación del pasajero y desplegar un listado de aeropuertos cercanos.

Esta semana trascendió en los medios especializados en tecnología que Apple está trabajando en una nueva aplicación revolucionaria destinada a los viajes. Se llamaría iTravel y permitirá realizar el check-in en forma inalámbrica con el iPhone y el iPad, reservar hoteles, alquilar autos y comprar pasajes de bus y tren.

Guías y planificadores

No se trata de una película de ciencia ficción ni del “viaje del futuro”: cualquier viajero que disponga de un dispositivo móvil con conexión a wi-fi y/o 3G tiene acceso a cientos de aplicaciones con información digital sobre lo que está viendo y haciendo en el mundo real. Del mismo modo, quien haya bajado el programa a su equipo irá con su guía a todas partes.

El GPS se encuentra hoy integrado a teléfonos celulares, computadoras portátiles y paneles de automóviles. A su vez, las audioguías son archivos cargados en los navegadores satelitales GPS, que brindan información turística en audio e imagen en tiempo real, convirtiéndose, así, en el “baqueano” o amigo local que informa, orienta y acompaña. Ingresando en “audioguiasgps.com”, usted puede registrarse, seleccionar un destino y descargar gratis la audioguía elegida. En la actualidad, hay 85 ciudades y pueblos de la Argentina.

Otra opción es llamar con el celular (asterisco más número) y escuchar las audioguías en los lugares de interés turístico, como museos y monumentos. Este sistema se usa en la ciudad de México.

Con la posibilidad de bajar aplicaciones para utilizar el servicio en el GPS o entrar desde el celular a su versión Mobile, “Viajarhoy.com.ar” tiene información turística (por ahora, de Buenos Aires, Cuyo y Patagonia). Pero también se pensó en los peatones: mientras que Nokia Store (ex Ovi) tiene el “SubteGo”, una guía para el subte de Buenos Aires con los recorridos y estaciones de cada línea, “Discovery Cities” es un producto de NAVTEQ para Nokia también, que indica recorridos para caminar y avisa cuando hay escaleras, puentes, cruces peatonales, plazas, paradas de colectivos y estaciones de subtes y trenes. Desde hace un año fue incorporado a Buenos Aires. 

Si usted tiene BlackBerry, “GlobeTrotter” es una guía turística interactiva: a través de la ubicación de su celular, se destacan los puntos de interés cercanos a usted, además de fotos, videos y curiosidades.

Para los dispositivos de Apple, “Argentina Guía de Viaje” es una aplicación turística con información de las regiones y sus atractivos. A través de sus ejes temáticos, brinda datos para el viajero, como localizaciones en Google Maps y una sección de Realidad Aumentada (información digital sobre algo que estamos viendo en el mundo real).

También para Apple, se destaca “Barcelona, Ayer y Hoy”, que propone un viaje a través del tiempo, comparando más de 150 sitios de la ciudad respecto de cómo eran hace cien años (por ejemplo, describe la Sagrada Familia y superpone fotos antiguas con actuales). A su vez, “Trenes” permite consultar los horarios de tren de la red de España RENFE, memoriza los horarios consultados para su posterior consulta sin Internet y guarda las estaciones más utilizadas. “Londres Access” indica los accesos, hoteles y restaurantes con rampas y baños para personas con discapacidad. 

Si no es de los que disfrutan organizando itinerarios, puede acudir a programas que lo harán por usted. El “Smart Travel Planner” de BlackBerry que –basado en parámetros como geolocalización, condiciones climáticas, nivel económico y preferencias del usuario–, recomienda y optimiza las actividades a realizar, organizadas por día y hora. También sugiere restaurantes, eventos y museos, generando una agenda completa para el tiempo de estadía. “Travel Expenses” registra los gastos del viaje y envía un cálculo por email. Son muy prácticas las guías Oleo y Trip Advisor –usan calificaciones de los usuarios– y Michelin y Sagat –la última está en Estados Unidos, Europa y China y distingue restaurantes, por ejemplo, según la distancia, la calidad de la comida y el precio–; y dentro de EE.UU., con el iPhone 4S está Siry, que recomienda hablando en varios idiomas: “Vaya a tal café”.

Hoteles, clima y traductores

Muchos hoteles se suman a la tendencia de las aplicaciones. Para tener en cuenta: “booking.com” y “hotels.com”. La cadena Starwood Hotels & Resorts presentó la aplicación SPG para iPhone y iPod Touch, que reconoce en qué momento del viaje se encuentra el huésped y proporciona un servicio personalizado, con recomendaciones y reservas. Además, hay lobbies con pantallas touch, donde se consultan circuitos para visitar, como ocurre en los hoteles adheridos a Key Media, con presencia en 30 hoteles porteños. 

Los datos del tiempo, el tipo de cambio y los traductores son aplicaciones muy útiles en los viajes. Con “Blackberry Traffic” puede calcular el tiempo estimado de llegada teniendo en cuenta el tráfico; “Tube Map” le sirve para viajar en el subte de Londres y “MetrO” lo ayuda a buscar trayectos de transporte público en más de 400 ciudades del mundo. A su vez, “Jet Lag Remedies” ofrece, consejos y ejercicios para no sufrir las consecuencias de las horas de inmovilidad en el avión. Y “XE Currency” y “ConvertMe” están en casi todos los teléfonos para saber el cambio.

Para Android figura el “Traductor de viaje” y para Apple y BlackBerry hay muchas aplicaciones que son diccionarios y traductores. “Navita Translator” tiene las frases más importantes de cada idioma (cómo preguntar por una calle) y “PicTranslator” permite sacarle una foto a un menú o un cartel y lo traduce al instante. ¿Una curiosidad? “Entaste Wine List”, una carta de vinos digital para iPad usada en restaurantes de Argentina, que indica qué vino marida con la comida. Evidentemente, la revolución tecnológica recién empieza en el turismo.

Fuente: clarin.com

Modificado por última vez en Jueves, 17 Mayo 2012 16:31

Artículos relacionados