Aplicaciones para smartphones y tablets, el gran negocio exportador

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Aplicaciones y software Lunes, 11 Marzo 2013 00:00
Aplicaciones para smartphones y tablets, el gran negocio exportador http://www.flickr.com/photos/intel_de/

Firmas como Código del Sur, Pyxis o Arkano aprovechan los distintos nichos que ofrece el mundo de las aplicaciones.

En los últimos años, el acceso de la población a la tecnología es cada vez mayor, expandiéndose hacia una nueva área: el desarrollo de aplicaciones para smartphones y tablets. Este escenario se convirtió en una gran oportunidad para decenas de empresas tecnológicas uruguayas, en un mercado que a nivel global movilizó 7 billones de dólares el pasado año.

Tal nivel de impacto genera esta nueva ola tecnológica, que uno de los empresarios más prestigiosos del sector, Nicolás Jodal, presidente de Artech, dijo en una reciente charla ante profesionales y estudiantes, que el fenómeno de las aplicaciones le causa la misma sensación que, cuando por primera vez en un browser, escribió www… y le apareció una página.

Gran oportunidad

El contexto es altamente favorable para quien quiera trabajar como desarrollador y eso es clave en un país como Uruguay, que exporta anualmente productos y servicios de las tecnologías de la información por más de 250 millones de dólares.

Los involucrados entienden que está ocurriendo una nueva revolución tecnológica. Esa revolución está basada no en el acceso a internet a través de dispositivos móviles, ya que esto reconoce varios años de antigüedad, sino en la fusión de diversos factores en el mercado receptivo.

La facilidad del uso, la simplicidad con la que se compran y se instalan las aplicaciones y su multiplicidad, junto con el desarrollo de equipos más veloces y poderosos y una mayor conectividad, les confieren un rol protagónico en esta historia.

Los expertos coinciden en que los usuarios adquieren sus equipos, seleccionándolos por sus opciones de accesibilidad. La decisión por un nuevo teléfono no tiene que ver tanto con el equipo, sino con lo que el sistema operativo permite hacer y las aplicaciones (apps) que tiene disponibles.

En épocas de tiempo escaso, se impone una sociedad plug-and-play: tener la información necesaria sin depender de conocimientos extra ni trámites engorrosos. Por ello, las apps se han convertido en el punto focal de las tecnológicas. Tanto como que, prácticamente, son los programadores de aplicaciones los que presionan a los fabricantes de hardware y de sistemas operativos móviles para que ofrezcan nuevas funciones en sus plataformas.

Los consumidores demandan contenidos a un ritmo cada vez más acelerado y la innovación se apura para mantener el ritmo, ubicando a las aplicaciones en un lugar de destaque.

Uruguayos a la obra

El año 2012 fue el de la madurez del mercado de las aplicaciones para dispositivos móviles en el mundo. Los desarrolladores uruguayos afirman que este puede ser el año del despegue para Uruguay.

Decenas de empresas ya se han volcado a trabajar en estos productos, intentando captar los principales aspectos del nuevo formato. El fenómeno de las apps ha sabido romper el mercado y encontrar más nichos de los que cabría imaginar en un principio. Por su público, por su uso, por su necesidad o por su precio; en la diversidad está su impacto en la industria móvil.

El Ing. Leonardo Loureiro, gerente comercial de Quanam y Docente de Comercialización de Tecnología en la universidad ORT, afirma que las aplicaciones y el posterior acceso a los marketplace es la gran oportunidad para que las TIC uruguayas incrementen su nivel exportador.

"Ya hay empresas que viven solo de desarrollar aplicaciones móviles y hay muchas aplicaciones uruguayas corriendo en millones de dispositivos en el mundo", sostuvo.

Las compañías tienen una oportunidad clara de enfocarse al mercado de aplicaciones, tanto para empresas como para el consumo masivo.

"Lo más importante es saber y entender cómo funcionan estos mercados", comentó.

El problema para los desarrolladores es que los dispositivos no están estandarizados, y cubrir todo el mercado exige multiplicar esfuerzos y desarrollar versiones para las distintas plataformas disponibles, tales como Apple, Android, BlackBerry o Windows Phone. Preparar una aplicación para cada dispositivo, significa un producto diferente con lenguaje distinto.

A su vez, no es sencillo posicionar el producto en un gran mercado virtual. Loureiro dijo que para facilitar el acceso de productos uruguayos a los mercados de aplicaciones, hay empresas que están pensando en desarrollar un "publisher" local, en conjunto, que adquiera mayor fuerza en el mercado global.

"Eso favorece la asociación de empresas, uno de los grandes desafíos que tenemos", indicó.

Para los desarrolladores de aplicaciones, los ingresos pueden ser algo que llegue a largo plazo. Acceder a un marketplace les da un posicionamiento importante a futuro, pero los ingresos directos pueden no ser muy significativos en primera instancia. Según estimaciones de mercado, el 90% de las descargas son aplicaciones gratuitas y el restante 10% tiene precios que oscilan en torno a US$ 1.

"La tendencia es a desarrollar nuevas prestaciones para la misma aplicación, con otros costos -comenta- es decir, hay un producto estándar y uno premium".

Loureiro destacó que en el país, algunas compañías han orientado su estrategia de negocios exclusivamente a la generación de aplicaciones; otras, optaron por abrir nuevas unidades de negocios con este objetivo y también están aquellas que se encargan de facilitar a los desarrolladores todo lo necesario para que puedan producir lo que en el mundo es altamente demandado.

Cien por ciento apps

Una de las empresas que ha incursionado con gran suceso en los marketplace de servicios es Código del Sur.

"Somos una empresa de desarrollo de software en general, pero nuestro diferencial es generar productos para dispositivos móviles", sostiene el Ing. Nicolás Amarelle, director de la firma.

Cuando Código del Sur se puso en marcha hace cinco años,

"coincidimos con la irrupción del iPhone -apuntó- y vimos que podía haber una oportunidad detrás de ese mercado, por lo que nos dedicamos al aprendizaje del desarrollo de aplicaciones".

Amarelle asegura que el mercado de las apps "tiene un gran potencial". Dice que de las distintas revoluciones que ha tenido la tecnología

"ésta es la de mayor magnitud; crece en forma exponencial la llegada de la telefonía inteligente a la gente y de la mano de esos dispositivos, aparecen todas estas oportunidades".

En el caso de Código del Sur, no desarrollan aplicaciones para subirlas directamente, sino que trabajan para clientes que les solicitan determinadas utilidades. Paralelamente, acompañan al cliente en el proceso de posicionamiento de la aplicación, en la obtención de la aprobación para ingresar a los marketplace, etc.

La firma ha desarrollado unas 40 aplicaciones de diferentes tipos, desde juegos hasta utilidades vinculadas con la salud, por ejemplo una que se utiliza para controlar la posibilidad de embarazo de una mujer, a partir de distintos valores que se van ingresando al sistema, como la temperatura corporal.

Amarelle afirma que todo lo que producen lo exportan. "El 100% es para clientes del extranjero, tenemos 45 personas trabajando exclusivamente en esta área de negocios". El 95% de lo que desarrollan lo colocan en Estados Unidos.

Entre los juegos que hoy están en el mercado, hay uno de su autoría que es para pequeños; "un juego didáctico, para aprender a contar", comenta Amarelle. Está disponible en 20 idiomas distintos.

También forma parte de la producción de esta empresa uruguaya un chat vía móvil denominado Skout, "que nos encargó una empresa sueca instalada en Silicon Valley", que ya tiene más de 10 millones de descargas.

"Cuando parece que no queda nada para inventar, siguen apareciendo posibilidades", subrayó Amarelle.

Aprovechar la ola

Por otra parte, hay empresas que tienen una larga experiencia en el desarrollo de software, y lo que están haciendo actualmente es proveer las herramientas a los nuevos emprendedores para que a su vez, desarrollen las aplicaciones. Es el caso de Artech. El Ing. Rodrigo Álvarez, responsable del área comercial de la firma y encargado de los nuevos mercados, sostiene que

"desde hace un par de años vimos que esta revolución de las app móviles se venía y es tan grande como la aparición de internet".

Asegura que "esto va a cambiar rápidamente la forma en que el mundo va a interactuar con la tecnología, y nosotros tratamos de promover esas herramientas en quienes usan nuestro software, Genexus".

Álvarez comenta que Artech está preparando algunas aplicaciones pero no para comercializar, sino en plan de testeo.

"Queremos conocer algo más de esos productos, que día a día nos asombran por las repercusiones que tienen".

Asegura que aprovechar esta enorme oportunidad, implica un cambio de cabeza para los desarrolladores.

"Nos enseñaron en la facultad que había que desarrollar productos para una PC, con un teclado y un mouse; ahora hay herramientas distintas, tenemos que pensar en el GPS, la cámara, la posibilidad de distintos movimientos, la interacción, todo encierra un gran cambio pero al mismo tiempo una gran oportunidad para las empresas uruguayas".

Desdoblarse

Algunas firmas optaron por abrir nuevas unidades de negocios para dedicarse por entero a esta nueva oportunidad.

Juan Suárez, socio de Arkano Software, está al frente de un nuevo emprendimiento llamado Mobile Troop, destinado al desarrollo de aplicaciones para Windows 8 y Office 365 para el segmento corporativo, señala que lo más importante es conocer el modelo de publicación, por lo cual él trabajaría en la idea de crear una marca o denominación de origen común de un grupo de fabricantes de aplicaciones.

Arkano hace foco en las herramientas destinadas al mundo corporativo.

"Había muchas aplicaciones para el consumidor final que migraron desde Android o Apple, pero vimos un nicho para brindar aplicaciones al sector corporativo. Observamos que había espacio para desarrollar productos para ejecutivos de grandes empresas", explicó Suárez.

Por ejemplo, han desarrollado aplicaciones para gestionar tareas, gastos y hasta ideas.

"Se trata de permitirle al usuario registrar rápidamente en la tablet o el smartphone lo que necesita, pero además esa información queda inmediatamente sincronizada con los sistemas corporativos de su empresa", detalló.

Ese producto fue lanzado en diciembre, se llama agylize.me, y como la gran mayoría de las aplicaciones, se puede obtener gratis, en este caso en el marketplace de Windows 8,

"pero pensamos incorporar nuevas funcionalidades que sean pagas", afirmó.

Suárez asegura que tienen por delante

"el desafío de entender cómo comercializar esos productos", aunque solo con la inercia de la migración de los actuales productos de Microsoft a sus nuevas versiones "habrá un mercado enorme".

Foco en turismo

En algunos casos, las empresas uruguayas se han focalizado en desarrollar aplicaciones con servicios específicos. Es el ejemplo de Pyxis, una joven firma fundada en 2009, destinada a potenciar el desarrollo turístico a través del marketing online.

"Se trata de darle al usuario el mayor acceso posible a todas las herramientas, explica el Ing. Martín Machín, uno de los directores de Pyxis. En el caso del turismo se procura satisfacer, a partir de una aplicación a la que se puede acceder a través de un smartphone o una tablet, a los diferentes destinos, los hoteles o a quienes venden un paseo. El objetivo es poder hacer una reserva a través del dispositivo móvil o recibir información sobre un lugar mientras uno pasea por ese sitio, entre otras muchas variantes".

Machín comenta que también desarrollaron lo que denominan aplicaciones de "realidad aumentada". Se trata de enfocar una imagen -como si se estuviera sacando una fotografía- e inmediatamente aparecen las referencias a los distintos puntos de interés del lugar que se está enfocando.

"Estamos desarrollando ese producto para sitios de interés en Uruguay, como Punta del Este, Colonia y Montevideo, sumándolo a las audioguías que ya están en el mercado, y que permiten, a medida que paseamos por un determinado lugar, ir bajando audios breves que nos dan la descripción del sitio", explicó.

Machín coincide con sus colegas en el rápido desarrollo que se verifica en el mercado local,

"aunque la escala no nos permite masificar una aplicación -subrayó- de todos modos, el marketing turístico que se plantean los agentes uruguayos apunta al público internacional y es en ese mercado donde seguramente podamos desarrollarnos más".

Para el año 2015, se estima que el 55% de los turistas europeos contratarán sus pasajes y paquetes turísticos a través de sus smartphones, según las previsiones de Euromonitor.

La capacidad de la tecnología de medir y delinear el comportamiento del consumidor, genera un conocimiento único que se incorpora en las estrategias de comunicación de las empresas.

El gran empuje de la ola tecnológica

Actualmente, el mercado de aplicaciones móviles tiene un valor estimado de US$ 20.000 millones y de acuerdo con South Mountain Economics, para 2016 podría valer US$ 46.000 millones. La firma estimó que el crecimiento de este negocio tiene también impacto en el empleo, pues en Estados Unidos, generó 519 mil empleos directos en 2012, en momentos en que otras ramas industriales no están creando los puestos de trabajo que demanda la población.

América Latina es el tercer mercado más grande de telefonía móvil, en volumen, a nivel mundial después de Asia y África, con más de 630 millones de conexiones a 2011, de acuerdo con el último informe conocido (reporte anual GSMA).

El crecimiento durante los últimos 4 años ha sido rápido, de un 13% al año, impulsado por el aumento de la accesibilidad y asequibilidad de los servicios móviles, y estimulado a la vez por la creciente prosperidad de la región y la relativa escasez de infraestructura de líneas fijas. A medida que el mercado madure durante los próximos 4 años y la penetración en la región exceda el 130%, se espera que el crecimiento desacelere a un 5% anual. Teniendo esto en cuenta, se espera que la región cuente con setecientos cincuenta mil millones de conexiones para el año 2015.

A su vez, siempre según el reporte de GSMA, la penetración de teléfonos inteligentes en América Latina está aumentando rápidamente y se pronostica que se triplique desde el 9% de 2010 hasta un 33% para 2014. Para 2013 se espera que Latinoamérica haya cerrado la brecha con el promedio global. La penetración de smartphones en la región ha estado siguiendo la tendencia histórica de Estados Unidos, sugiriendo que para 2018 la penetración de smartphones en América Latina podría llegar a casi 60%.

Pero si de atraer a desarrolladores de aplicaciones se trata, al cierre de 2012 Apple se lleva el primer lugar en el mundo con 700 mil, seguida de Google Play -que ofrece las apps para Android- que cerró 2012 con alrededor de 600 mil aplicaciones y, según sus datos, sus usuarios ya han instalado 25 mil millones de ellas y diariamente se instalan mil 500 millones más.

Por otro lado Microsoft, cuenta con su tienda Windows 8 Store, que fue lanzada en octubre pasado y hasta hoy cuenta con alrededor de 35 mil aplicaciones para su sistema, mientras que BlackBerry AppStore tiene alrededor de 60 mil. Estos datos se desprenden de un estudio denominado "La economía de las Apps" publicado por una consultora estadounidense, South Mountain Economics.

Fuente: www.elpais.com.uy

Modificado por última vez en Miércoles, 13 Marzo 2013 15:30

Artículos relacionados