¿Se puede convertir la Realidad Virtual en una alternativa a las vacaciones?

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Aplicaciones y software Miércoles, 24 Abril 2019 16:29

Imagínate en una playa paradisíaca. Mientras ves como cae el sol en el horizonte, piensas que son las vacaciones que necesitabas para cortar con la rutina de la oficina.

De un momento a otro, escuchas tu teléfono, te quitas las gafas de realidad virtual y vuelves a trabajar. Por un momento has podido disfrutar imágenes que sólo tienes disponible en otro lugar y pagando precios altos.

Los avances tecnológicos están mejorando la experiencia que tenemos en las comunicaciones, en nuestra vida cotidiana y en las posibilidades de entretenimiento. Es por esto que las personas creen que hay un futuro relacionado con el turismo virtual, permitiéndonos visitar por momentos un lugar sin tener que salir de la comodidad de nuestro hogar.

Mundos virtuales

El concepto de Realidad Virtual existe desde los años ‘70, pero su uso primario era la medicina, simulación de vuelo, diseño industrial automotriz y el entrenamiento militar. No fue hasta la década de los ‘90 cuando se empezó a utilizar como fuente de entretenimiento. Sin embargo, las limitaciones técnicas de la época hacían que el usuario se vea inmerso en un mundo completamente ficticio. No fue hasta el 2010 con la aparición del primer prototipo del Oculus Rift que el mercado volvió a interesarse fuertemente en las posibilidades de un visor de realidad virtual. A partir de esto, se comenzó a desarrollar videojuegos, videos e incluso aplicaciones que pudieran aprovechar al máximo estos dispositivos.

El nuevo turismo

La aplicación de la realidad virtual no significa que el mercado del turismo se va a ver afectado o va a perder clientes; de hecho, puede ayudar muchos más a generar interés en otros destinos. La utilización de lentes inmersivos puede ser aprovechada para mostrar destinos de una manera diferente. La experiencia virtual puede permitir dar un pantallazo de algunas de los puntos más importantes o las actividades que tiene una ciudad, permitiendo que un potencial cliente se interese por hacer una visita. Del mismo modo, la posibilidad de hacer “escapadas” es un método en el cual alguien puede relajarse sin salir de la rutina, generando expectativa por conocer el lugar real.

El futuro llegó

Actualmente existen empresas que proveen servicios de VR para empresas, con el cual pueden mostrar destinos y ayudar con la venta de paquetes turísticos. De seguir creciendo este segmento del mercado, no sería extraño pensar que en unos años existan agencias de turismo virtual que vendan la oportunidad de conocer un destino con un alquiler por minuto. ¿Será parte del futuro del turismo? Habrá que esperar y ver como se sigue desarrollando esta tecnología.