5 lecciones de comercio electrónico para generar una compra online óptima

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Emarketing y Reputación online Martes, 28 Agosto 2012 00:00

La experiencia de comercio electrónico tradicional suele consistir en buscar en Google o Amazon el producto que se desea y a continuación explorar cual es la opción más barata entre todas las que aparecen.

O quizás sea visitar el sitio web de un minorista y rebuscar entre todos sus productos hasta encontrar lo que se está buscando. De cualquier modo, con las compras online rara vez se tiene la agradable sensación de ir de compras como sucede en el mundo real.

Encontrarse en el centro comercial o de tiendas supone una experiencia inherentemente social. Nunca se sabe qué cosas interesantes podría encontrarse, y eso es lo que hace que ir de compras sea tan divertido. Pero los aspectos más atractivos de las compras pueden trasladarse hasta la parte online. Para ello, aquí tiene cinco características en las que centrarse.

1. Deje que la gente se emocione
La terapia de compras consiste en descubrir los productos que nos entusiasman y que provocan reacciones y conversaciones con nuestros amigos. Muchas marcas han añadido un botón de ‘lo quiero’ a su listado de productos, pero los datos en general muestran que ese botón no es útil para seguir las reacciones de la gente en la corriente social. Esto se debe probablemente a que ‘querer’ algo está normalmente más vinculado a un proceso de compra más meditado. La clave es que la gente se emocione igual que lo hace con la compra física y dejar que compartan con los demás sus reacciones de forma rápida y sencilla.

2. Muestre lo que está de moda
Si hace que sea fácil para la gente expresar sus opiniones sobre los productos, usted sabrá qué es lo que más interesa de su inventario y podrá dar más importancia a estos. Mediante la publicación de estos artículos de tendencias,potenciará las compras impulsivas incluso con visitantes ocasionales. Esto crea un bucle de auto refuerzo viral, lo que puede dar a los productos una amplia exposición ante nuevos clientes potenciales.

3. Deshágase de la cesta
Empujar un carrito es un lastre, tanto en el mundo real como online. La compra de un producto con frecuencia viene dentro de una corriente social, es todo espontáneo, se compra de una sola vez, no dentro de una lista predefinida.Permita por ello a sus consumidores hacer una compra con un solo clic en lugar de tener que llenar un carro que tendrán que manejar y que puede ser abandonado con mayor facilidad.

4. Lidere la parte móvil
La corriente social se consume cada vez más en los dispositivos móviles. Desde hace unos meses, la gente pasa más tiempo en Facebook desde sus móviles que desde sus ordenadores, y lo mismo sucede con los usuarios de Twitter. Esto tiene implicaciones importantes para la experiencia de compra, ya que el comportamiento en el ámbito móvil es muy diferente al del escritorio. Con el móvil, la gente prefiere fragmentos de navegación, al contrario de lo que sucede cuando están sentados frente a la pantalla, cuando disponen de más tiempo. Asegúrese que su experiencia de comercio electrónico en el móvil tiene el tamaño y los ingredientes necesarios para impulsar una compra fácil y espontánea.

5. Use los datos para hacer descubrimientos
La industria de la publicidad online ha dominado durante mucho tiempo el arte de la orientación conductual: el uso de datos sobre lo que la gente hace en la red para deducir cuáles son sus intereses y proporcionar más anuncios relevantes. Lo mismo es ahora posible con el comercio social, con la gente compartiendo opiniones acerca de los productos. Cuantas más personas interactúan, más información tendrá sobre lo que a ellos, y a la gente como ellos, les interesa. Utilice estos datos para poner los productos correctos frente a las personas adecuadas para impulsar el crecimiento y las ventas.

Fuente: www.marketingdirecto.com

Modificado por última vez en Jueves, 22 Noviembre 2012 22:12

Artículos relacionados

Suscríbase a nuestra lista de correos