¿Hoteles para tod@s?

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Emarketing y Reputación online Sábado, 03 Julio 2010 00:00

Hola, disculpe… ¿El hotel es accesible para personas con movilidad reducida?. Esta pregunta, es habitual entre las personas con capacidades diferentes que viajamos y que intentamos encontrar lugares para pernoctar en los que podamos sentirnos cómodos y, sobretodo, libres y autónomos.

 

La accesibilidad global de los establecimientos hoteleros en un medio 2.0 llega, en primer lugar por los buscadores y las web, y no me estoy refiriendo a la accesibilidad y usabilidad de la página, siendo ello muy importante, sino a la información tan sesgada con la que nos encontramos al buscar hoteles para nuestros viajes.

LOS BUSCADORES DE HOTELES

La norma general de las páginas web de viajes, mega buscadores, buscadores, comparadores de hoteles …., es la escasa y a veces nula información que nos dan sobre la accesibilidad de los hoteles. Esta falta de información supone, la inseguridad y la incertidumbre para los usuarios, lo que, a su vez, produce un incremento de clics ineficaces y que no acaban en reservas en firme, por lo que las empresas pierden ingresos y los usuarios la posibilidad de viajar y disfrutar de una estancia tranquila y cómoda.

Podríamos pensar que no es culpa de las web sino de los establecimientos que no aportan esa información, pero si lo pensamos bien, estas páginas y buscadores podrían, entre sus requisitos exigir a los hoteles una información más concreta y detallada acerca de LA existencia, o no, de barreras arquitectónicas, de comunicación, etc..

ACCESIBILIDAD INSERVIBLE – OPORTUNIDAD PERDIDA

En cuantos establecimientos recién reformados o incluso de nueva construcción nos encontramos con habitaciones accesibles que, a la hora de la verdad no cumplen su cometido: que sirva para una gran mayoría de clientes.

Las accesibilidades “inaccesibles” más habituales:

  • Ascensores con poca profundidad (menos de 1,20)

  • Sumideros, duchas o bañeras sin asiento practicable

  • Carteles indicadores y planos de situación y evacuación sólo aptos para jugadores de baloncesto o sin lenguaje Braille.

  • Asideros mal colocados en wc y/o en zona de baño, wc detrás de las puertas.

  • Espejos altos y lavabos a la altura de la barbilla en silla de ruedas

  • Rampas de acceso para “Allroads”

Algunos de estos "errores habituales" , evitados desde el principio garantizan una accesibilidad para tod@s, un mayor grado de integración para los usuarios, menores costes y mayores ingresos al optar a un segmento de mercado cada vez con más inquietudes y ganas de viajar.

TRABAJO BIEN HECHO

También en mis viajes me encuentro con trabajos bien hechos y que no aumentan los costes de la accesibilidad.

  • Una ducha junto al wc convirtiendo la zona en sumidero y garantizando un mayor apoyo y sujeción.

  • Sumideros, duchas y bañeras con asiento practicable.

  • Espejos bajos y lavabos adecuados

LOS COSTES DE LA ACCESIBILIDAD

A la hora de pensar en los costes de conversión de un establecimiento hotelero en accesible o moderadamente accesible, es obligado que se plantee igualmente los costes de la NO ACCESIBILIDAD, del mercado que perdemos y del coste social que podemos sufrir frente a lugares accesibles. Es necesario cambiar la mentalidad de planificación y, al igual que es habitual hacer un tejado o una puerta, tiene que serlo que un establecimiento sea, al menos, moderadamente accesible. Por accesibilidad debemos entender no sólo la física, sino la sensorial (sordos, ciegos…). Un error habitual es tener un baño adaptado ejemplar y usarlo como cuarto de limpieza. Accesibilidad es también no tener que pedir que se nos deje entrar al baño adaptado ya que los cubos de fregar nos lo impiden (no parece lógico que vayamos al baño de señoras o caballeros y una escalera de mano nos lo impida ¿verdad?).

Un establecimiento con una accesibilidad moderada o que requiera ayuda de terceros, junto con una mentalidad integradora, sin duda, mejorará el posicionamiento del hotel, independientemente de su categoría legal.

 ALGUNOS APUNTES DEL DEBER SER

Cuando hablamos de accesibilidad solemos identificar siempre las sillas de ruedas, muletas, y similares, olvidándonos de los ciegos, sordos, sordo-ciegos..

Así una minoría de establecimientos cuenta con:

  • Instrucciones y señalización sonora de evacuación.

  • Planes de evacuación que contemplen la silla de ruedas, como ascensores exteriores que solo funcionen en caso de incendio.

  • Rampas para tod@s

  • Carteles de situación en las habitaciones más bajos.

¿MI HOTEL ES ACCESIBLE?

Esta pregunta se la hacen muchos gestores de establecimientos hoteleros, y lo que hay que plantearse es: ¿Para quién o quienes es mi hotel accesible? Para capacidades diferentes con bastones, silla de ruedas manual o eléctrica, cabe un scooter eléctrico, un ciego puede leer los botones del ascensor?, un sordo oirá las alarmas de incendio? La figura del Tasador De Accesibilidad, toma un papel importantísimo para potenciar las accesibilidades naturales que tienen la mayoría de establecimientos. Así un hotel con un pequeño escalón y ascensor puede ser accesible para personas con muletas o silla de ruedas manual, acompañados. Una habitación con la puerta del baño de 80 cms, puede ser accesible para un usuario con silla de ruedas tamaño L y con movilidad para transferirse a una bañera sin asiento. En otras ocasiones, una pequeña reforma, a veces sin obra, puede convertir el hotel en moderadamente accesible para un determinado sector de capacidades diferentes.

Creo que en la mano de tod@s está innovar, pero también aportar ideas que ayuden a quienes tienen que tomar la decisión y, en ese sentido la experiencia de los que somos usarios habituales de la accesibilidad, se convierte en una gran ayuda sobretodo para los pequeños hoteles ya que parece que la exclusiva de la accesibilidad sólo la tienen las grandes cadenas y los hoteles de 4* en adelante. 

Fuente: www.asaltodemata.com

Modificado por última vez en Miércoles, 05 Diciembre 2012 20:45

Artículos relacionados

Suscríbase a nuestra lista de correos