Pautas para escribir a diario en un blog

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Emarketing y Reputación online Martes, 15 Enero 2013 00:00

Últimamente he recibido varios mails donde algunos lectores me han preguntado en diferentes ocasiones cómo me he organizado para sacar un post diario. En vez de responder uno a uno prefiero publicar un post visto que tal vez podría resultar útil para algunas personas más que suelen pasar de vez en cuando por esta bitácora.

 

1. Convertirlo en un reto público

“Mojarse” es una buena manera para ponerse presión. Somos humanos y no funcionamos sin ello. Lo primero que he hecho es convertirlo en un reto público anunciándolo a través de un blog. Casi siempre que he tenido la oportunidad de quedar en persona con un seguidor del blog surgió el tema. Al final fue una fuente de motivación ver que se podía conseguir y que el feedback con cada día que avanzaba se multiplicaba.

2. Ser flexible a la hora de elegir la temática

No funciono muy bien con un calendario editorial. Me falta la disciplina para seguirlo de manera continua. En mi caso ha sido esencial ser flexible a la hora de elegir la temática que más me apetecía el día de la publicación. De esta manera no he perdido (casi) nunca las ganas de escribir a diario. Tenía una idea que tenía en mente y la redactaba tal como salía de mi cabeza.

3. Tener un comodín disponible

Esta estrategia me funciono únicamente los primeros 3 meses. Llegó un momento en el que tuve que utilizarlo y el resto del año iba con el c… al aire visto que si hubiera surgido un imprevisto grave, me hubiera quedado sin post diario. Para el 2013 no quiero correr este riesgo. La semana que viene estaré de vacaciones en las montañas y sin conexión de Internet. Espero que no os enteréis demasiado visto que estoy trabajando las noches para ir avanzando 10 posts y dejarlos programados antes de pasar al mundo desconocido del offline.

4. Corregir los textos una vez publicados

Este punto no te lo tomes como consejo visto que no crea una buena impresión tener muchos errores de ortografía en un post. En mi caso ha ocurrido con frecuencia visto que edito las entradas una vez publicadas también gracias a los comentarios de los lectores. Para sacar un artículo cada día en menos de 1 hora hay que sacrificar siempre algo. Aunque tengo la suerte que muchos lectores de este blog me perdonan este punto (¡gracias!) no te recomiendo hacer lo mismo.

5. Sacar provecho de pequeños tiempos muertos

Ha sido sorprendente ver cómo se pueden utilizar tiempos que en teoría los consideraba muertos. En el 2012 he tenido muy pocos momentos en los que no haya estado ocupado haciendo. Da igual si era el tiempo de espera en el hospital, en el peluquero, el tiempo antes del despegue en el avión, etc. Mientras que mi smartphone tenía batería siempre me entretenía con la redacción de posts para el blog. Pocos los terminaba al 100% pero conseguía avanzarlos a un nivel donde ya no faltaba mucho para obtener una versión final.

6. Planificar con antelación la semana

Este “truco” lo he copiado de la planificación para mis entrenamientos para una maratón. De enero a abril he tenido la “mala suerte” que ha coincidido con la preparación para la carrera de 42 kilómetros en Barcelona. Solía escribir los posts después de los entrenamientos. Cómo muy tarde había finalizado mi artículo sobre las 23.30 horas después de haber salido a correr entre 1-2 horas en función de lo que me decía el plan. Los domingos planificaba la semana. En función de los viajes y las reuniones que tenia buscaba los huecos para salir a entrenar y la redacción de los posts. Me considero una persona relativamente mal organizada pero si estás “obligado” lo consigues.

7. Tener una rutina diaria

Si realmente quieres publicar todos los días tienes que desarrollar una rutina diaria. Tienes que considerarlo como algo que se parece a limpiarse los dientes o la ducha por la mañana o noche. Si te permites la opción de no hacerlo es casi seguro que vas a fallar alguna vez. En mi caso el post diario salía “si o si”. La opción de no publicar no existía. En un día normal el post lo empezaba a redactar entre las 8 o la 9 una vez que la peque se haya acostado y antes de cenar.

8. Hablar con mi pareja antes de lanzarme

He tenido días muy complicados para sacar el post. Si no hubiera contado con el apoyo de mi pareja no lo hubiera conseguido. Me ha liberado de algunas tareas para que yo tenga el tiempo de redactar el artículo para el blog. Soy consciente que no todo el mundo tiene la suerte de recibir este tipo de apoyo. Sin mi mujer no hubiera sido posible afrontar este pequeño reto.

Sacar un post diario es difícil pero no la tarea más complicada del mundo. Incluso una persona que podría estar todavía mucho mejor organizada lo consigue. Cualquiera que se lo plantea lo puede lograr.

Tuve la suerte de conocer a Javier Luxor y Miguel Ángel Riesgo en uno de los cursos para bloggers. Ellos también se han lanzado al reto del post diario en el 2013 y estoy seguro que lo conseguirán.

Fuente: www.marketingguerrilla.es

 

Suscríbase a nuestra lista de correos