Las redes sociales y la promoción turística

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Emarketing y Reputación online Jueves, 04 Agosto 2011 00:00

Cuenta Luis Treviño, director general de la Corporación para el Desarrollo Turístico de Nuevo León, que, cuando esa entidad decidió valerse de las redes sociales para promover sus destinos, decidieron no limitarse al experimentar.

Es una decisión que ha sido importante en el éxito que ha tenido Nuevo León para conseguir más de 225 mil seguidores en Facebook, que son prácticamente el doble de los que tiene el Consejo de Promoción Turística.

Sin embargo, su gran limitante es que 80 por ciento de los mismos provienen de esa misma entidad, aunque varios de ellos vivan en el extranjero, por su trabajo o porque estudian en otro país.

Aunque resulta evidente que lo mejor para impulsar un destino turístico es hacerlo entre quienes no sean nativos del mismo.

Así es que, incluso, el modelo más exitoso en redes sociales del turismo mexicano tiene esa limitante, y los retos para crecer son verdaderamente muy grandes.

Y es que mientras países como Canadá, Australia, Gran Bretaña y España ya están haciendo un uso intensivo de las mismas, en el caso de México todavía hay un avance incipiente.

En Quintana Roo, los prestadores de servicios turísticos ya se están agrupando en clubes de productos y dan los primeros pasos para hacer un trabajo coordinado.

Mientras que el Consejo de Promoción Turística de México ya está destinando recursos a estos medios, a costa de un menor énfasis en la publicidad tradicional.

Una de las fórmulas probadas es darle al público valores agregados y allí la creatividad jugará un papel relevante.

En varias líneas de cruceros, como Carnival, ya hay aplicaciones en Facebook para que los pasajeros se conozcan antes de subir a un crucero y se mantengan en contacto posteriormente.

Ello ha permitido que el incentivo de los pasajeros sea conocer personas afines a sus intereses y, posteriormente, que se mantengan en contacto fácilmente con aquellos que han hecho amistad.

Se trata de una iniciativa exitosa que no le ha costado a la naviera un desembolso relevante, más allá del desarrollo de la aplicación.

Hacer promociones en línea, rifar viajes a cambio de registrarse u ofrecer obsequios son algunas de las acciones en las que incursionarán los destinos.

Pero también los obligará a replantear sus páginas web, de tal manera que ofrezcan información cada vez más valiosa.

La posibilidad de hacer preguntas sobre aspectos específicos, y que sean contestadas con oportunidad; el surgimiento de personajes electrónicos que se identifiquen con los distintos perfiles de viajeros y la posibilidad de obtener artículos realmente originales son otras alternativas para fomentar el tráfico.

El impacto de las redes sociales en el turismo es una realidad y en México hay un largo camino por andar.

Fuente: excelsior.com.mx

Modificado por última vez en Jueves, 01 Marzo 2012 15:31