La indecisión en invertir en el entorno digital se ha convertido en una desventaja competitiva para las empresas

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Emarketing y Reputación online Miércoles, 08 Agosto 2012 00:00

Resulta inconcebible que en el actual escenario social de Internet, en donde los flujos de información y diálogos se caracterizan por una riqueza y poder nunca antes observados y la dinámica de vinculación y relacionamiento de las audiencias ha transformado por completo las tradicionales concepciones del marketing, la comunicación y la publicidad.

Existan empresas que por temor, escepticismo, incertidumbre, desinformación o resistencia aún no desarrollen un plan que les permita pensar y actuar de manera digital y utilizar la diversidad de canales online como una herramienta estratégica de negocio, innovación y maximización productiva.

Actualmente, la brecha y potencial competitivo existente entre grandes, medianas y pequeñas empresas muestra un claro e inédito “equilibrio democrático”. Una cierta igualdad de condiciones especialmente atractiva para Pymes, en donde la creación de marca y promoción mediante estrategias sociales puede llegar a constituir una acción determinante para consolidar y perpetuar el negocio.

Sin embargo, la participación en medios y redes sociales debe concebirse como una acción sistémicaque va más allá del simple ejercicio de abrir cuentas en Facebook y Twitter,enviar e-mails a listas de contactos, subir videos o fotografías, actualizar estados o cruzar diálogos de manera monótona con un sentido únicamente táctico, aislado o experimental. “Estar por estar” no tiene sentido.

La necesidad de entender que los social media no constituyen un fenómeno mediático ni una tendencia, sino una realidad y una herramienta clave de negocio, permitirá un diagnóstico más certero, plantear objetivos claros, planificar y establecer una estrategia sólida y desenvolverse con coherencia de acuerdo al modelo de negocio y a los principios que sustentan la organización.

 La asimilación de estas premisas, contribuirá a aumentar las probabilidades de emprender con éxito una estrategia SMM disminuyendo errores, actuando con mayor velocidad frente a escenarios de crisis (reputación), aprovechar las oportunidades y responder a los requerimientos que la comunidad digital exige, constantemente.

Pues bien. La siguiente presentación corresponde al más reciente estudio de la consultora Burson Marsteller, denominado “Las empresas y las redes sociales en LatinoaméricaEl reporte, que sondeó a las 160 empresas de mayor facturación de Argentina, Brasil, ChileColombia, Perú,Puerto RicoMéxico y Venezuela, proporciona argumentos sólidos respecto al valor estratégico de los medios sociales de Internet y diagnostica el estado actual de su “inserción” en el entorno digital.

Algunas conclusiones del informe:

  • Sólo el 49% de las principales empresas en Latinoamérica tienen presencia en los medios sociales de Internet (Asia Pacífico 50%, Estados Unidos 86% y Europa 88%)
  • Facebook es la plataforma más utilizada por las empresas de la regíón (39%)
  • Twitter ocupa el segundo lugar de las preferencias, con el 32%, Youtube tercero, con 25% y cuarto los Blogs con 11%.

En un escenario donde la competencia ha concebido el entorno digital como una ventaja competitiva, donde ha aprendido de sus errores, enfatizado en sus aciertos y capitalizado con proyección e inteligencia los vínculos sociales construidos, la claridad con que se aborde en entorno digital (por qué, para qué, dónde y cómo) y la capacidad de “sorprender” será clave para cautivar a las audienciasdesarrollar la confianza y fomentar la participación. Promover el desarrollo de una identidad digital corporativa de modo de dotar a la organización y marcas de una personalidad que impulse su notoriedad en la redserá determinante para construir comunidad, escuchando; formando parte activa (y efectiva) de la conversación.

El letargo voluntario en el que han incurrido las empresas, obliga al establecimiento de figuras específicas y conformación de equipos digitales estratégicos capaces de evangelizar, impulsar un cambio cultural y desarrollar acciones altamente innovadoras que contribuyan a una incorporación inteligente al ecosistema social de Internet, por lo que la creatividad en la planificación, diseño de la estrategia y su ejecución táctica serán claves para recuperar el terreno perdido.

La indecisión en invertir en el entorno digital se ha convertido en una desventaja competitiva para las empresas. Arraigadas en el temorincomodidad o la incertidumbre, las marcas han “optado” por perder oportunidades únicas de conocer mejor a su clientes, establecer diálogos, desarrollar el branding, saber en tiempo real lo que se dice de su marca, producto o servicio, gestionar su reputaciónfidelizar y convertir leads en clientes finales

La capitalización de la inteligencia colectiva en la web social representa uno de las máximas que caracterizan el actual paradigma de la comunicación y el marketing digital y su omisión una de las mayores contradicciones y falacias desde la perspectiva de la inteligencia de negocio.

La reinvención de las relaciones con y de las mismas agencias publicitarias y de medios constituye otro de los grandes desafíos. Adecuarse a la nueva dinámica de relacionamiento, abordando el particular comportamiento, gustos, motivaciones y preferencias de las comunidades online,permitirá establecer una nueva perspectiva en cuanto a esfuerzos creativos y segmentación de los públicos, concibiendo campañas, planes y mix de medios aún más coherentes y verdaderamente efectivos.

La inteligencia colectiva de la web social ha empoderado a las audiencias. Actualmente los públicos hablan y escuchan de manera absolutamente selectiva y conciben la relación con las marcas de una manera distinta a la offline (conexión de personas con personas, no de marcas con personas).

Ser capaces de entender su dinámica y asimilar que los individuos son el centro del proceso de comunicación y que ésta constituye el principio (no el fin), permitirá disminuir la brecha del entorno virtual y “real” y alcanzar una transversalidad que permita vincular, integrar y combinar los entornos de manera creativa y efectiva.

Fuente: socialconsultingmedia.com

Modificado por última vez en Martes, 14 Agosto 2012 22:41