La mejor forma de frenar a Monsanto

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Noticias, Eventos y congresos Miércoles, 16 Julio 2014 15:23

La fuente de los alimentos del planeta está en riesgo. Diez compañías agroquímicas son dueñas del 73% de las semillas en el mercado, y en algunos lugares se ha extinguido hasta el 93% de las variedades de semillas.

Monsanto y amigos están privatizando los orígenes de la naturaleza. Este golpe corporativo está perjudicando la agricultura sostenible, destruyendo la diversidad de nuestros cultivos y haciéndolos vulnerables a enfermedades que podrían amenazar nuestra seguridad alimentaria. 

Pero los agricultores están resistiendo y guardando sus semillas en bancos y graneros de todo el mundo. Ahora han ideado un proyecto revolucionario: el primer mercado de semillas sin ánimo de lucro de Internet, donde cualquier campesino en cualquier parte del mundo puede encontrar una amplia variedad de plantas a mejores precios que las semillas transgénicas de las compañías agroquímicas. Esta tienda virtual podría volver a inundar el mercado de todo tipo de semillas y, poco a poco, ir rompiendo el monopolio que está amenazando nuestro futuro alimentario. 

Ésta podría ser la idea más innovadora que ha habido en el mundo de la agricultura en décadas y la mejor forma de frenar a Monsanto. Sin embargo, las compañías químicas suelen presionar y demandar a aquéllos que se cruzan en su camino y, por eso, los campesinos están pidiendo nuestro apoyo. Si juntamos suficientes fondos ahora, podemos ayudar a los agricultores del mundo a lanzar un mercado de semillas por Internet, apoyar la preservación de semillas en países clave, financiar mercadotecnia y publicidad y costear las batallas legales para defenderlo. 

Comprométete a impulsar este mercado de semillas. Avaaz solamente recaudará las donaciones si juntamos lo suficiente como para lanzar la iniciativa por completo.

SÍ, ME COMPROMETO CON $4000

SÍ, ME COMPROMETO CON $8000

SÍ, ME COMPROMETO CON $16000

SÍ, ME COMPROMETO CON $32000

SÍ, ME COMPROMETO CON $64000

Para comprometerte con un valor diferente, haz clic aquí.

Durante miles de años, la agricultura funcionó porque los campesinos seleccionaban, sembraban y creaban nuevas variedades de semillas. Entonces, las agroquímicas convencieron a muchos gobiernos de que promovieran el sistema de monocultivos industriales. Las compañías prometieron a los campesinos mayores cosechas y mediante contratos engañosos los han obligado a usar sus semillas transgénicas y pesticidas. Para rematar, cuentan con leyes de patentes para obligarlos a que abandonen sus prácticas tradicionales de cuidado de las semillas. 

Todavía no hay consenso en torno a los efectos a largo plazo de los cultivos transgénicos, pero los expertos dicen que la falta de estudios científicos independientes indica que algunos alimentos transgénicos pueden representar un riesgo para nuestra salud. Además, no existen pruebas claras de que el cultivo de semillas transgénicas haya mejorado las ganancias de los agricultores o aumentado la producción de alimentos para la población mundial. En muchos casos, ha hecho quebrar a los pequeños agricultores y, en casos extremos, los ha llevado al suicidio para escapar de las deudas. 

Hay otras consecuencias terribles que van más allá de la situación de los campesinos. Según la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura, más de tres cuartos de la diversidad genética de nuestros cultivos ha desaparecido por la consolidación de las semillas industriales y las propias prácticas industriales. Cuando se cubren grandes extensiones de tierra con un solo monocultivo en lugar de rotarlos o diversificarlos, nuestros campos se vuelven más susceptibles a las enfermedades. Aunque la modificación genética incremente el rendimiento de algunos cultivos, si no salvamos la diversidad de nuestras semillas ni recurrimos a prácticas sostenibles a nivel local para enfrentarnos a las condiciones cambiantes de nuestro medio ambiente, la seguridad alimentaria mundial podría estar en peligro. 

Pero esta crisis se puede superar. Las corporaciones detrás de las semillas solo rondan desde hace unas décadas, mientras que los campesinos y comunidades indígenas han ido guardando sus semillas tradicionalmente. Con nuestro respaldo, este mercado de semillas en Internet podría ayudarnos a recuperar y preservar nuestros alimentos. Una coalición de más de 20 grupos y líderes de la agricultura sostenible, como el Centro para la Seguridad Alimentaria y la activista Vandana Shiva, están a la espera, listos para lanzar el proyecto. Nuestro fondo común podría ayudar a: 

  • Apoyar iniciativas para preservar semillas directamente en África, Asia, Europa, Estados Unidos y América Latina.
  • Crear un página web de renombre mundial para conectar a agricultores, campesinos y comunidades de todo el mundo, permitiéndoles vender sus semillas e intercambiar opiniones sobre las mejores prácticas agrícolas.
  • Financiar las batallas legales necesarias para defender este mercado de semillas sin ánimo de lucro de los ataques de Monsanto y otros.
  • Promocionar y publicitar el mercado de semillas online para que todos los campesinos y agricultores del mundo se unan.
  • Impulsar campañas para proteger nuestras semillas del secuestro corporativo y de las patentes.

Durante años, Monsanto ha estado imponiendo a los agricultores (y a todos nosotros) sus semillas transgénicas y su visión industrial de la agricultura. ¡Llegó el momento de unirnos para lanzar este proyecto revolucionario y salvaguardar las diferentes variedades de maíz, peras y tomates para nuestros nietos! Colabora ya -- Avaaz solo procesará tu compromiso de donación si conseguimos lo suficiente como para hacer funcionar este plan:

SÍ, ME COMPROMETO CON $4000

SÍ, ME COMPROMETO CON $8000

SÍ, ME COMPROMETO CON $16000

SÍ, ME COMPROMETO CON $32000

SÍ, ME COMPROMETO CON $64000

Para comprometerte con un valor diferente, haz clic aquí.

“Sembrar una semilla es activar los misterios más profundos del universo”. Las semillas guardan los orígenes y el misterio de la vida tal como la conocemos. Apoyemos esta iniciativa para proteger nuestros orígenes de un dominio corporativo absoluto y para ayudar a recuperar miles de frutas, verduras y cereales que ya creíamos perdidos.

Con esperanza y determinación,

Alice, Maria Paz, Nick, Emma, Ricken, Antonia, Patricia, Mais, Emily, Diego y todo el equipo de Avaaz.

Más Información:

El Día Mundial de la Alimentación 2004 señala la importancia de la biodiversidad para la seguridad alimentaria mundial (FAO)

El campo mata (El País)

El campesino, en peligro de extinción en Paraguay, advierte experto (DW)

Cosecha de suicidio (Project Syndicate)

300 mil agricultores norteamericanos en picada contra Monsanto (Veo Verde)

Entre 1903 y 1983, el mundo ha perdido el 93% de variedades clave de semillas (National Geographic -- en inglés)

El problema del monocultivo de soja en Argentina (La Gran Época)

En peligro de extinción 1500 especies de maíz (La Foja)

Fuente: secure.avaaz.org

Modificado por última vez en Miércoles, 16 Julio 2014 16:08