Los coches conectados a internet podrán pedir comida a los restaurantes

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Noticias, Eventos y congresos Lunes, 30 Marzo 2015 14:17

La cadena americana de restaurantes Pizza Hut, está desarrollando un sistema que permitirá pedir y pagar pizzas desde los automóviles conectados a internet.

Hace unos meses escribía en este blog un post titulado, “2 ejemplos de cómo afecta Internet de las Cosas a los restaurantes”, en el que compartía dos casos concretos de la implantación de Internet de las Cosas en el sector de los restaurantes.

La compañía americana Pizza Hut, quiere dar un paso más en este sentido, convirtiendo a los coches en dispositivos conectados a Internet que permita a través de la tecnología, realizar un pedido de pizza en sus diferentes restaurantes, para posteriormente ir a recogerlo.

Todo parte de un acuerdo que dicha cadena a concretado con las compañías Visa, como proveedor de pagos digitales, y Acceture, como consultor de tecnología, para desarrollar lo que llaman “coches conectados”.

El sistema funcionaría a través de la voz, permitiendo al conductor enviar las órdenes activando el manos libres del coche, para evitar cualquier situación de riesgo en la carretera, una vez realizado el pedido, los clientes pagan a través de un sencillo sistema conectado al cuadro de mando del propio coche.

Además, un elemento muy interesante, es que desde el restaurante, los empleados a través de un sistema digital, basado en GPS, hacen un seguimiento del recorrido y la distancia del coche, para tener a punto el pedido a medida que este se acerque a la tienda.

Se están realizando las primeras pruebas de “coche conectado” por parte la cadena de restaurantes americana, y dependiendo del resultado se pondrá en marcha en diferentes restaurantes pilotos, en Estados Unidos, en los próximos meses.

Los datos de la conectividad de los automóviles son realmente impresionantes, ya que las personas pasamos un promedio de 6,5 horas por semana en los coches.

Se estima que en el año 2020, casi 250 millones de vehículos en todo el mundo, incluirán algún sistema de conexión integrado, lo que supone el escenario perfecto para el desarrollo de un ecosistema propio de comercio electrónico.

Los ingresos por servicios relacionados con la conectividad de los automóviles superarán los 152 billones de dólares.

No debemos de olvidar que ya algunas compañías se están posicionando en este gigantesco mercado de comercio electrónico, como es el caso de Apple a través del CarPlay, permitiendo navegar e interactuar a través de un iPhone conectado al coche, como se puede apreciar en el siguiente vídeo:

Estoy seguro que pensarás que todo esto suena a ciencia-ficción, pero te aseguro que esto es ya casi presente tecnológico, no debemos de olvidar que uno de los grandes retos del proceso de transformación digital en el que se encuentra inmerso la industria de los restaurantes es cambiar disruptivamente la forma en que los clientes se relaciona con los restaurantes.

Fuente.diegocoquillat.com

Modificado por última vez en Lunes, 30 Marzo 2015 14:31

Artículos relacionados