Pulseras inteligentes, la navaja suiza del siglo XXI para el turismo

Valora este artículo
(2 votos)
Publicado en Hardware y Gadgets Miércoles, 18 Marzo 2015 16:48

La industria turística comienza a descubrir el potencial de las pulseras inteligentes, equipadas con chips de radiofrecuencia.

Parques temáticos, hoteles y cruceros han puesto en marcha varias iniciativas de esta tecnología wearable que permite al usuario pagar, registrarse, acceder a atracciones, entrar en la habitación... ¿Pero son estos dispositivos, que recogen multitud de datos del cliente, un Gran Hermano encubierto?

Millones de turistas en todo el mundo han perdido el miedo a la tecnología. Es más, ahora ya no conciben sus viajes sin llevar consigo el smartphone o tablet de modo que puedan estar siempre conectados a internet.

Y al calor de esta tendencia, decenas de miles de clientes comienzan a aceptar sin reparos el uso de pulseras inteligentes que las empresas turísticas les entregan al entrar en parques temáticos, cruceros u hoteles.

Con estos dispositivos, el usuario puede por ejemplo entrar en un recinto o atracción por un acceso especial rápido (evitando colas), pagar sus consumiciones extras o incluso usar la pulsera como la llave de la habitación.

Ahora bien, la plena adopción de esta tecnología móvil va a estar sujeta a un período de prueba-error, según advierte la firma consultora PhoCusWright.

Parques temáticos

Una de las compañías que ya se ha lanzado a probar este invento, y de momento con éxito, es Disney World. A finales de 2013, comenzó a ofrecer a los visitantes de su parque temático situado en Orlando, Florida, el dispositivo Mymagic+.

Con esta pulsera, que se complementa con una app para el smartphone, el viajero puede planificar sus vacaciones en Disney de manera integral: puede combinar diferentes transportes y transfers al aeropuerto; acceder al interior del parque o a los restaurantes donde haya hecho la reserva; usar la pulsera (vinculada a su tarjeta de crédito) como medio de pago o como pases rápido a determinadas atracciones; almacenar fotos en la memoria interna del dispositivo...

En suma, la app móvil y las pulseras MagicBand ofrecen de manera automatizada un grado de personalización del viaje que sienta precedentes en la industria turística.

Según destaca PhocusWright, “Disney es capaz de ofrecer toda esta experiencia de viaje sin problemas porque ofrece un amplio abanico de productos en el mismo espacio geográfico, sin sufrir los problemas de coordinación que tendrían múltiples proveedores a la hora de organizarse ellos mismos para ofrecer algo similar”.

Y lo cierto es que el invento parece tener éxito. En un reciente encuentro con accionistas, los directivos de la compañía revelaron que gracias a las pulseras MyMagic+ la compañía está haciendo tanto dinero en su parque DisneyWorld de Orlando que ha podido compensar los gastos de preapertura de Shangai Disneyland.

La intención de la compañía es introducir estos dispositivos en otros parques del mundo, porque se ha comprobado además que las pulseras permiten agilizar cada mañana la entrada de miles de personas en pocos minutos.

Y cuanto más tiempo están los clientes dentro y más cómoda resulta su experiencia, más gastarán. Además, la pulsera permitirá a Disney reunir una ingente cantidad de datos sobre el comportamiento y compras de miles de visitantes dentro del parque.

Cruceros

Otra compañía que ha decidido implantar las pulseras con chip de radiofrecuencia es la naviera Royal Caribbean.

En su nuevo crucero Quantum of the Seas, el más avanzado tecnológicamente de la flota, los pasajeros con estos dispositivos pueden orientarse por el interior del barco, realizar compras a bordo o utilizar la pulsera como llave de su camarote.

Ahora bien, ¿no supone esta tecnología un sistema de control del pasajero, para conocer qué hace en todo momento, por dónde se mueve, dónde gasta más...?

Adam Goldstein, presidente y CEO de Royal Caribbean International, no lo ve así.

“Hemos intentado que la tecnología a bordo del Quantum of the Seas mejore la experiencia del cliente. De hecho, uno de los objetivos principales es facilitar el seguimiento del equipaje a bordo”, comentaba Goldstein a Hosteltur.

“En la actualidad ya generamos muchos informes sobre los comportamientos de compra a bordo. Si alguien no quiere llevar el bracalete con chip, puede usar la tarjeta de siempre. Nosotros creemos que la enorme mayoría de los pasajeros verán las ventajas a esta innovación”, añadía.

No es una tecnología de Gran Hermano, nuestra intención no es monitorizar los pasajeros, sino que la gente se sienta cómoda. La pulsera también hará las compras a bordo más fáciles. Pero no queremos seguirles en cada momento”.

Compras de impulso

Otras empresas turísticas, desde hoteles a parques acuáticos de Estados Unidos, comienzan a ver las ventajas de las pulseras mágicas, que también pueden usarse en máquinas de vending dentro del recinto.

La idea básica es que, al funcionar estos dispositivos como monederos virtuales, el cliente siempre lo tendrá más fácil para gastar su dinero, sin necesidad de tener que sacar su cartera y cediendo así a las compras de impulso. Pero todas las compras, claro está, se acabarán cargando en la tarjeta de crédito.

Experiencias en España

En España, una empresa turística pionera en la introducción de pulseras inteligentes es Palladium Hotel Group.

Los clientes que se alojan en sus establecimientos Hard Rock Hotel y Ushuaïa de Ibiza pueden usar la Smart VIB (Very Important Bracelet).

Con este dispositivo, los huéspedes pueden disfrutar de check in y check out con prioridad, tener entrada libre a diferentes espacios, obtener descuentos en las tiendas de estos hoteles, acceder a sus habitaciones sin necesidad de tarjeta y otras ventajas.

Las pulseras además están sincronizadas con la tarjeta de crédito del usuario y el sistema de pago PayPal. De este modo, el bracelete puede usarse como método de pago simplemente acercando la pulsera a los lectores habilitados.

Ésta es la primera vez que el sistema de pago líder en el mundo se embarca en un proyecto con tecnología “wearable” en el sector hotelero.

“El sector turístico ha sido uno de los primeros en adoptar el uso de las pulseras inteligentes para agilizar el pago y es previsible que esta innovación, que aporta sencillez y seguridad a los pagos presenciales, siga extendiéndose a otras industrias”, apunta el director general de Paypal para España y Portugal, Estanis Martín de Nicolás.

En este sentido, como ha destacado Miguel Angel Chacón, gerente de Smart Destination, “las pulseras inteligentes ‘Smart VIB’ suponen un relevo generacional a las tradicionales analógicas de accesos, todo incluido y VIP, de los hoteles, proporcionando al cliente una experiencia única digital y enriquecedora, y al hotelero una solución integral, totalmente interoperable e innovadora”.

Cabe apuntar que detrás de esta tecnología está la empresa española Tecnalia, que ha desarrollado pulseras inteligentes y otras innovaciones aplicadas a la industria turística.

Pulsera Visa

Otra apuesta por las pulseras inteligentes viene de la manoLa Caixa, que en el verano del año pasado distribuyó 15.000 pulseras Visa contactless.

Este dispositivo permite hacer compras tan solo acercando la muñeca al datáfono. La prueba fue “la mayor experiencia en Europa de uso de un wearable como medio de pago para transacciones reales con Visa”, según informó la entidad financiera.

De esta forma, los clientes de la entidad pueden llevar su tarjeta en la muñeca y realizar pagos en más de300.000 comercios en España.

La pulsera Visa contactless, al ser elástica y ajustable, permite a los clientes utilizarla cómodamente en todas sus actividades diarias. Además, es resistente al agua y a la humedad, lo que la convierte en un medio de pago ideal para el verano”, explica La Caixa.

En compras superiores a 20 euros, el cliente tiene que teclear el número PIN de su tarjeta para validar la operación en el datáfono del establecimiento. Para operaciones inferiores, puede realizar la operación simplemente acercando la tarjeta al terminal del comercio. El sistema es totalmente compatible con todos los datáfonos que aceptan pagos contactless, en cualquier lugar del mundo.

Y en Tailandia, el gobierno incluso estudia entregar a aquellos turistas que lo soliciten una pulsera equipada con un sistema electrónico de seguimiento, como medida de seguridad en caso de sufrir asaltos o robos.

Fuente.hosteltur.com

Modificado por última vez en Miércoles, 18 Marzo 2015 17:25

Artículos relacionados