Pasajeros muertos con gafas de sol y vodka-tonics en los vuelos de British Airways

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Noticias de turismo Miércoles, 30 Julio 2014 16:51

Esta es una de las recomendaciones que da la aerolínea a sus tripulaciones de cabina en un documental que este lunes emite la BBC: «A very British Airline»

Volar de un sitio a otro del mundo puede ser una de las actividades más emocionantes, especialmente si uno tiene la posibilidad de hacerlo en Primera clase, con todas las comodidades. Pero, como en todo, se producen situaciones excepcionales de las que los pasajeros no suelen tener conocimiento pero que las tripulaciones tienen que tener en cuenta por si llegan a producirse.

Una de esas situaciones fuera de lo normal es que se muera algún pasajero durante el vuelo, algo para lo que las tripulaciones de cabina de British Airways parece estar preparadas, como muestra un documental que la BBC emite este lunes, «A Very British Airline», y que muestra la formación que reciben azafatas y auxiliares de vuelo antes de embarcarse en su primer vuelo.

Como recoge The Telegraph, la compañía advierte al personal de vuelo que no deben guardar los cadáveres en los lavabos porque es «indecoroso además de un riesgo para la seguridad del avión al no estar sujeto con un cinturón de seguridad para el aterrizaje». Además, las aerolíneas avisan que, por el rigor mortis, el cadáver puede quedarse encajado en el minúsculo lavabo y no poder sacarlo una vez en tierra.

La responsable de la formación afirma que en el caso de producirse un deceso durante el vuelo no hay una normativa clara estipulada y admite que lo que solían hacer era incorporarlos en sus asientos, hacer como si estuvieran dormidos y, agrega, les ponían «un vodka-tonic, un Daily Mail y gafas de sol». Esta azafata de BA recuerda que a «una compañera le tocó pasar todo un vuelo al lado de una persona que había muerto».

Lo ideal es según ella que el personal de cabina le pusiera una manta hasta el cuello y dejar el cadáver en un asiento vacío (si lo hubiera) en Primera o en Business o sino a una de las zonas de descanso de la tripulación y dejarlo tumbado y cubierto.

«A Very British Airline» sigue la formación de Alice, Patrick y Jodi, seleccionadas entre miles de solicitantes y muestra cómo los candidatos a convertirse en tripulantes de cabina de British Airways son despedidos como si del programa «El aprendiz» se tratara si fracasan en acometer las tareas que requiere el intenso programa de formación de la aerolínea.

Fuente: laguiatv.abc.es

Modificado por última vez en Miércoles, 30 Julio 2014 17:03

Artículos relacionados

Suscríbase a nuestra lista de correos