Geoturismo nuevo producto turístico a desarrollar

Valora este artículo
(1 Voto)
Publicado en Noticias de turismo Lunes, 25 Septiembre 2017 20:51

El turismo, en el escenario global, ha constituido una actividad caracterizada por su dinamismo y cada día es más evidente su transformación condicionada para satisfacer lo que demandan los turistas.

Debido a los cambios estructurales que está sufriendo el sector turístico, se están desarrollando nuevos productos turísticos para atender a estas nuevas demandas como es el Geoturismo que se basa en la geodiversidad de un destino.

La geodiversidad,  podemos definirla como “la variedad deelementos geológicos, incluidos rocas, minerales, fósiles, suelos, formas del relieve, formaciones y unidades geológicas y paisajes que son el producto y registro de la evolución de la Tierra”.

Hace millones de años en diferentes lugares de nuestro país se paseaban enormes dinosaurios, los más grandes del mundo, el mar dominaba las tierras donde hoy se encuentra la cordillera de los Andes. Tenemos un territorio que ha sido moldeado por millones de años para dejarnos grandes montañas, volcanes, campos de hielo, cataratas, desiertos, valles, una inmensa franja costera, ríos y lagos valorados por el mundo como hermosos destinos turísticos.

Desde el mundo de la geología se habla de geositios que, en palabras muy sencillas, son lugares que presentan un valor singular y único por sus características, como los géiseres del Domuyo y las Termas de Copahue en Neuquén, el Campo de Piedra Pómez en Catamarca, La Meseta de Somuncurá que comenzó a formarse hace 40 millones de años en Río Negro y Chubut, el Espinazo del Diablo en Jujuy o La Payunia con sus 890 conos volcánicos en Mendoza. Sitios que, sin duda, están vinculados al turismo o tienen el potencial de estarlo.

Debemos comenzar a desarrollar el geoturismo, que a  pesar de que es un concepto nuevo en nuestro país, a nivel internacional es una actividad que avanza rápidamente.

El geoturismo debe ser definido como un turismo que sustenta y mejora la identidad de un territorio, considerando su geología, medio ambiente, cultura, valores estéticos, patrimonio y bienestar de sus residentes.

La adopción de una estrategia geoturística es el primer paso a tomar para transformarse en un verdadero destino geoturístico. Transformar una localidad o región en un destino atractivo y sostenible es un proceso que de involucrar al gobierno local, organizaciones de la sociedad civil, ONGs, comercios, transportes y empresas privadas nacionales e internacionales.

El geoturismo puede ayudar a los residentes a incrementar las oportunidades laborales a través de la producción de artesanía indígena, la preparación de servicios de guías locales especializados, así como desarrollar y proveer al visitantes de experiencias educativas y culturales únicas y valiosas.

El geoturismo es una herramienta fundamental para la conservación, la divulgación y la valorización del pasado de la Tierra y de la Vida, incluyendo su dinámica y sus mecanismos, y permitiendo al visitante entender un pasado de 4.600 millones de años para analizar el presente con otra perspectiva y proyectar los posibles escenarios futuros comunes para la Tierra y la Humanidad.

El geoturismo debe proporcionar al visitante una experiencia agradable y enriquecedora. Asimismo, requiere que los visitantes reciban información sobre el lugar, y que esta información sea de alta calidad y presentada de manera atrayente.

Conclusión

Desde la Asociación Amigos de los Parques Nacionales animamos a los municipios a desarrollar el geoturismo, enfocado no solo al medio ambiente y al patrimonio geológico sino también a los valores culturales, históricos o escénicos.

En este sentido, recomendamos que la población local y los visitantes se involucren de un modo eficaz y no se limiten al simple papel de espectadores, contribuyendo así a construir una identidad local, promoviendo los valores auténticos y únicos del territorio. De este modo, conseguiremos que el territorio y sus habitantes alcancen integridad medioambiental, justicia social y desarrollo económico sostenible.

Fuente: Prof. Norberto Ovando

Suscríbase a nuestra lista de correos