Un día de viaje en el siglo XXI

Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en Proyectos, personas y Webs destacadas Domingo, 26 Febrero 2012 00:00

Siete de la mañana. Mi Blackberry recibe una notificación del estado de los vuelos que debo tomar en el día de hoy. En principio parece que están en hora y no se esperan retrasos.

Mi aplicación de gestión de itinerarios, me tiene avisado en tiempo real de cambios en los vuelos. Asimismo me informa del tiempo previsto en Tenerife para los próximos tres días. Me llevaré el paraguas por si las moscas, parece que de cara al Miércoles el tiempo empeora.

Chequeo mi equipaje: maleta, porta traje y lo mas importante mis herramientas de trabajo, Smartphone, Tablet, portátil y cargadores correspondientes. Toda una oficina móvil en toda regla. Me llevaré además el cargador de coche de mi BlackBerry pues voy a usar el dispositivo como navegador en mis desplazamientos por carretera.

A la llegada al aeropuerto y tras el checkin correspondiente en foursquare, me doy cuenta revisando mi plan de viaje, que me he olvidado de realizar la reserva de uno de los vuelos inter- insulares. Sobre la marcha, cojo mi Tablet con conectividad 3g, navego hasta la web de Binter Canarias e intento realizar la reserva. Maldición!, en el ultimo momento me doy cuenta que el sistema de compra no esta adaptado a mi dispositivo Androide. Vuelta a empezar el proceso con mi portátil desde donde realizo la reserva y pago online sin mayor inconveniente. Justo a tiempo de tomar mi primer vuelo del día dirección Madrid.

Recibo al instante notificación vía email de la reserva realizada junto con la tarjeta de embarque. Ahora solo queda imprimirla. A estas alturas de la película todavía en muchos aeropuertos no disponen de lectores de códigos bidimensionales que, sinceramente, nos harían la vida mas fácil a los que viajamos con frecuencia y de paso, ahorraríamos en tinta y papel.

Ya en el avión y con mi Samsung Galaxy tab en modo vuelo, empiezo a esbozar el post que estáis leyendo. Como no me puedo estar quieto y necesito estar en modo multitarea continuamente, abro mi lector de libros electrónicos para seguir con la interesante lectura de la biografía de Steve Jobs.

A mi llegada a Madrid, como tengo un tiempo de escala importante, aprovecho para moderar los comentarios de mi blog, entrar en la aplicación de control de gastos el billete comprado a primera hora (debo reconocer que necesito llevar mis notas de gastos al día para evitar demoras en las liquidaciones de final de mes con mi departamento de administración) , consultar twitter, fuentes de noticias rss y comer algo.

Otro vuelo más, este más largo, con mi tablet funcionando a tope. Esta vez le conecto unos cascos para disfrutar de buena música durante el vuelo mientras sigo escribiendo el post.

Nuevo checkin ya en las islas afortunadas, nuevo vuelo intrainsular, recogida del coche de alquiler y viaje hacia el hotel usando el navegador GPS del móvil. Finalmente llamada de rigor a casa y fin del largo viaje.

Si tuviéramos una maquina del tiempo que nos permitiera volver unos años en el pasado veríamos como tareas que ahora se nos antojan sencillas, hubieran sido ingestionables y mas, en domingo.

Desde una simple llamada en movilidad hasta la compra Online, pasando por la disponibilidad de un itinerario completo que se actualiza automáticamente, la redacción de este articulo, la navegación GPS o la lectura de un voluminoso libro.

Va a dar pena morirse por no poder ver toda la apasionante tecnología que se apunta en un futuro.

Fuente: salvadorvilalta.com

Modificado por última vez en Miércoles, 14 Marzo 2012 17:48

Artículos relacionados