El 58% de los españoles elige el hotel como alojamiento vacacional

Publicado en Noticias de turismo Miércoles, 21 Julio 2021 00:43

 

Ante la llegada del verano y el fin de las grandes restricciones de movilidad en España, los hoteles del país esperan con ansias las vacaciones de los ciudadanos para recuperar las grandes pérdidas sufridas. Del mismo modo, la población empieza el periodo estival con más ganas que nunca y con la intención de viajar por el propio país, en busca del descanso físico y mental después de la pandemia.

BYHOURS, la plataforma líder en reservas de microestancias hoteleras, ha hecho un estudio para saber cómo será el nuevo verano después del estado de alarma y para analizar la fuerza que ha adquirido el ocio local durante este tiempo. ¿Ha venido para quedarse?

El 58% de los españoles encuestados asegura que prefiere alojarse en un hotel antes que en un apartamento turístico. Los protocolos sanitarios dictaminados y la continua limpieza de estos establecimientos son los principales motivos que los clientes declaran haberles hecho sentir más seguros a la hora de planificar sus estancias.

El fin de las restricciones y el inicio del verano hacen que más del 63% de los encuestados estén dispuestos a gastar más que el año anterior. Mientras que, solo el 7% de los españoles no superará el presupuesto de 2020. Estos datos hacen predecir que el verano del 2021 tendrá un impacto económico positivo para ayudar a recuperar al sector.

“Venimos de un año complicado y ahora la gente solo espera las vacaciones de verano para desconectar. En general, se pueden apreciar las ganas por hacer un esfuerzo para permitirse unos días de relax”, declaran desde BYHOURS.

Un año donde han surgido nuevas oportunidades

A pesar de la difícil situación para el sector turístico, y del cierre de más de 7.000 hoteles durante el 2020, sí hay tendencias que vienen para quedarse. 

El ocio local es una de ellas. Más del 67% de los encuestados afirman estar a favor de ir a un hotel por horas en su ciudad para romper con la monotonía. Durante los meses más restrictivos, esta tendencia, por la que BYHOURS lleva apostando desde 2012, ha sido una vía de escapatoria para desconectar de la rutina pandémica sin salir de la ciudad.

La demanda para ir a un hotel de la propia ciudad por unas horas se ha visto incrementada un 42%, según las reservas de BYHOURS. En el estudio realizado, la mayoría de usuarios (72%) declara querer ir con su pareja al hotel para pasar tiempo de calidad y romper con la rutina. Y es que, el 38% de los españoles paga un precio medio de 39 euros por pasar una tarde de relax en un hotel.

“La apuesta realizada por el ocio local y por ofrecer al sector hotelero una nueva manera de vender sus habitaciones sigue siendo todo un éxito, a pesar de la situación. Una microestancia ayuda al hotel a generar más ingresos, y al cliente, que busca desconectar sin irse lejos de su propia ciudad”, cuenta Guillermo Gaspart, CEO de BYHOURS.

El 91% de los españoles aseguran que las mejores experiencias vividas en un hotel son entorno a disfrutar de tiempo de calidad con la pareja, amigos u otros miembros familiares. 

Además, confirman la intención de seguir disfrutando de reencuentros, momentos de ocio y desconexión en su ciudad, haciendo más notoria la tendencia de las micro-holidays.